Los Celos.... Superarlos parte 2 - Autoestima <!--if(AUTOESTIMA)-->- AUTOESTIMA<!--endif--> - Artículos - Terapias Diarias
Terapias Diarias
Miércoles, 07.Diciembre.2016, 22:05
Formulario de entrada
Categorías de la sección
Cuerpo y Mente [58]Autoestima [58]
Búscar
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 1076
Amigos del sitio
  • Crea un sitio web gratis
  • Escritorio en Línea
  • Juegos Online Gratuitos
  • Video Tutoriales
  • Todos los Tags de HTML
  • Navegador Kits
  • Estadísticas

    Total en línea: 1
    Invitados: 1
    Usuarios: 0


    Bienvenido(a) Huésped | RSS
    Artículos
    Inicio » Artículos » AUTOESTIMA » Autoestima

    Los Celos.... Superarlos parte 2

    Los Celos.... Superarlos parte 2

     

    confiar en el otro

    La base de una buena relación está en el diálogo. No importan
    capacidades intelectuales ni estratos sociales. Solamente la capacidad
    humana de amar y ser amado y dar a enterder nuestras ideas, nuestras
    opiniones, nuestras percepciones. Con el diálogo se disipan nuestros
    temores y dudas y aprendemos a confiar en el otro. Desde el principio,
    escribo para hombres y mujeres en general, sea cual fuere su orientación
    sexual y considero fundamental la relación de igual a igual, sin
    diferencias. Ninguno de los dos es el que domina o el dominado. Escribo
    sobre la relación en donde ambos cooperan para un plan común. La
    confianza en el otro es creer. Creer en sus palabras y sus acciones.


    Una vez que accedemos a las mieles del amor, debemos alimentar esa
    relación con hechos y palabras todos los días. No olvidemos de amar como
    la primera vez. No digamos que la rutina nos ha cambiado y que ya no
    hay tiempo para reflotar el romance. Alguna vez, dediquemos un día
    especial para nosotros mismos y para el otro y recordemos lo mucho que
    hemos amado a ese ser que nos está mirando con dulzura.


    Todos somos humanos y cometemos errores. Recuperemos la confianza en el
    otro y dialoguemos acerca de temas que nos preocupan. En lo personal, no
    es muy positivo reflotar el pasado de una persona. Los enamorados somos
    muy sensibles y hay hechos que nos pueden perturbar. Esto no significa
    que no nos interese la vida de la otra persona. Quizá, aún no estamos
    listos para escuchar y no reprochar. Quizá no estamos listos para
    escuchar y ser abiertos y definitivamente aceptar la vida del otro. Si
    tu pareja tuvo una vida que no es compatible con tus ideales, no
    condenes. Rescata las cosas positivas y si está decidido desde el
    corazón involucrarse contigo, entonces con paciencia y todo el amor del
    mundo, inicia este nuevo camino. No reprochemos. Confiemos abierta y
    plenamente.


    Existen en el mundo personas con buena esencia. Celar el pasado y las
    relaciones anteriores solamente saca a la luz nuestras inseguridades,
    nuestras limitaciones. Y peor aún, si se involucró con otras parejas con
    hijos, será muy difícil comprender su mundo y sus circunstancias.Será
    un verdadero infierno soportar nuestros cuestionamientos día a día.
    Valoremos la experiencia de nuestra pareja. Siempre digo lo mismo:
    agradezco a todas las ex porque ellas hicieron posible que él esté aquí
    conmigo y sea un hombre maravilloso!


    Evitar tensiones y planteos absurdos en los celos


    Es verdad. Algunas de nuestras acciones parecen absurdas y sin sentido
    con respecto a los celos. Ocasionan tensión y distanciamiento. Echamos a
    perder un buen momento en un café porque él o ella miró a una persona
    que pasaba por ahí. Quién sabe qué cosas provocaron su curiosidad.
    Tampoco vamos a desplegar ningún argumento para justificar tal
    comportamiento. Algunas veces antes de preguntar es mejor beber el agua
    que acompaña el café que jamás bebemos y no dar mayor importancia a la
    situación. Si reiteradamente nuestra pareja se obsesiona con el mundo
    exterior, demostrándonos que no tiene el más mínimo interés en atender
    nuestra conversación o nuestras caricias... entonces, hay una cuestión
    de fondo que debemos resolver. Ya es entonces, un asunto afectivo más
    complejo y grave.... Nuestra mente es rápida.


    En el momento, debemos discernir si es necesario formular preguntas o
    no. También, discernir si es un reclamo justo o absurdo. Los seres
    humanos somos sutiles. Utilicemos la sutileza para bien. No para
    reprochar o hacer pasar un mal momento al otro. Indudablemente será un
    mal momento para nosotros también porque elevaremos la voz y será un
    acontecimiento ridículo que el tiempo jamás borrará.


    Generalmente usamos la sutileza para desentrañar las más complicadas
    marañas. Para buscar las respuestas que queremos y albergar más dudas
    aún. Aplicamos la sutileza con sed de venganza y jamás recordamos que
    con sutileza podemos mejorar nosotros mismos y desarrollar un mejor
    comportamiento. No vivamos heridos o perseguidos. Subamos la autoestima y
    miremos que el mundo que nos rodea es maravilloso. El hombre o mujer
    que hoy está a nuestro lado alguna vez nos eligió. Confirmémosle que esa
    elección ha sido acertada en su vida! Hagamos planteos en el momento
    justo. Si hemos sido heridos con algo en especial, recordemos
    esencialmente que debemos tener calma primero para poder ser sutiles con
    nuestro reclamo. Con amor y dulzura podemos aclarar todo aquello que
    nos incomoda.


    Utilizar el sentido del humor como bálsamo curativo en los celos


    En resumidas cuentas, nada es tan grave como parece. De una buena vez
    disfrutemos cada momento, observemos a las personas, compartamos risas y
    aceptemos que el mundo es variado y en cada momento, en cada lugar, hay
    seres humanos que por alguna cualidad o atributo físico puede llegar a
    captar nuestra atención o la de nuestra media naranja. No dramaticemos y
    echemos todo a perder. Si vamos a la playa, disfrutemos de la bendición
    del sol y demos mayor importancia al cuidado de nuestros niños, al
    bronceado parejo y a la hora adecuada para tomar sol. No estemos
    pendientes de todo lo que ocurre alrededor nuestro.



    Si vamos a compartir una velada y justamente cerca nuestro se sienta una
    muchacha con un escote exhuberante... no nos preocupemos. Ella no está
    allí para seducir a nuestro marido. Dibujemos una sonrisa en nuestro
    rostro. Liberemos nuestros fantasmas y por fin, tengamos una cena
    romántica. En esencia, esa es una gran ocasión para celebrar el amor,
    abrirse al diálogo, sincerarse y elevar la autoestima. En ese momento,
    nosotros somos los reyes y reinas de la noche para nuestra alma gemela
    .

    Categoría: Autoestima | Agregado por: TerapiasDiarias (21.Marzo.2011)
    Vistas: 767 | Comentarios: 3 | Valoración: 0.0/0
    Total de comentarios: 3
    2  
    podrias enviarme la primera parte de este articulo,me parecio muy bonito el 2,gracias

    1  
    !!!ME ENCANTOO!!

    Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
    [ Registrarse | Entrada ]
    Copyright MyCorp © 2016